Felicidad


Que rápido vas canija
Que no te puedo alcanzar.
Corres por los montes
Como nadas por el mar.

De no ser porque en las alas
De tu espalda un balazo yo te di,
Alzarías el vuelo y majestuosa
Escaparías de mí.

Tómame de la mano
No me dejes aquí,
Sin esperanza de seguir.

Curemos juntos las heridas
Que no termine esto así,
Pues es el riesgo por vivir.



Miguel García


Comentarios

Entradas populares de este blog

I

Sombras.

Monte - Rosa